El ministro del Interior que promulgaba el voto electrónico avisó que ante el escándalo sobre aportantes truchos en las campañas bonaerenses de Cambiemos avanzarán con una nueva ley de financiamiento electoral. No obstante avisó que en el oficialismo no "apañarán" a ningún funcionario que interpele la Justicia.

Rogelio Frigerio, ministro de Interior, se refirió al escándalo por los aportantes truchos en las campañas bonaerenses de Cambiemos tanto en 2015 como en 2017 y avisó que desde el oficialismo no van a "apañar a nadie" al poner como ejemplo la decisión de María Eugenia Vidal de correr a la contadora provincial para evitar problemas en la Justicia.

“La justicia tiene que actuar. Ayer fue muy clara la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, nosotros no vamos a apañar a nadie”, aseguró Frigerio en declaraciones a Radio Mitre y avisó que trabajarán en presentar un nuevo proyecto antes de fin de año.

Quien insistiera con la implementación del voto electrónico adelantó que desde el Gobierno “vamos a mandar la ley que trabajamos de financiamiento de la política para que todas las campañas se hagan a través de aportes bancarios. Vamos a esperar discutirlo antes de fin de año".

Sobre las negociaciones que mantienen con los gobernadores para alcanzar las metas de cara al presupuesto 2019 explicó: “Estamos proponiendo respetar el esfuerzo de la coparticipación primaria, es decir la coparticipación que reciben la Nación y las provincias. Esto es hoy un 33% para las provincias y un 66% para la Nación más la ANSES y el sistema de seguridad social que se lleva la mayor parte”.

"Ayer hicimos una nueva reunión con los representantes de las provincias de Cambiemos. Hoy nos vamos a juntar con un grupo de cuatro ministros de Hacienda que no son de Cambiemos ni del peronismo y a la tarde con representantes del peronismo federal. Más adelante con el resto de las provincias para terminar de mostrarles cómo se llega al compromiso que tenemos de este camino hacia el equilibrio de las cuentas públicas y también las distintas alternativas que tenemos para llegar a esa meta del 1,3 del déficit en términos del producto”, concluyó.